Todos a bordo!

Tiempo de verano.

Para muchos tiempo de vacaciones (si se las pueden permitir), para otros tiempo de trabajo (si han tenido suerte) para poder permitirse próximamente unas vacaciones.

Como podéis intuir por la ausencia de posts, yo ya disfruté, agradecida por cierto, de mis días de desconexión. Este año experimenté con un modo de viaje que enamora a muchos, y es odiado por otros tantos, los cruceros. Adelanto que soy de las del primer grupo.

Y es inevitable que salgan a relucir momentos náuticos, trágicos, como Titanic, o Costa Concordia, pero al menos en mi caso la seguridad era una de las prioridades de la naviera, y nos lo hacían saber.

MSC Divina en el puerto de Dubrovnik

Antes de contratar mis vacaciones en alta mar, y una vez había seleccionado la ruta deseada, debía resolver mis dudas ante posibles mareos, procesos estomacales, estabilidad del barco, calidad del agua, higiene de camarotes y otras muchas dudas que como novata me surgían. Leí toda la información que caía en mis manos, incluso entré en foros de opinión, y finalmente me convencí de la estabilidad del barco, y de la alta tecnología que pueden llevar estos monstruos flotantes, que a miles de millas de distancia de costa, son capaces de ofrecerte los mismos o más servicios, y de alta calidad, que en tierra.

En mi búsqueda y autocenvencimiento que no iba a ser un desastre mi elección, me llevé una muy grata sorpresa, la naviera que había seleccionado, MSC, contaba entre otras certificaciones, con la ISO 22000, basado en el Sistema de Gestión de la Inocuidad de Alimentos. Si no me confundo, es la única naviera hasta la actualidad que cuenta con esta certificación. Y como no, en ello me fijé (defecto de profesión).

Restaurante “Black Crab” del MSC Divina
Restaurante buffet del MSC Divina

Tras mi decepción inicial por la prohibición a excursiones a las cocinas, lavanderías, estancias de máquinas y puente de mando (como os comento la seguridad es estricta), decidí informarme sobre algunos datos. Entre las 1.500 personas que componían la tripulación que velaban por los 4.300 pasajeros, se encontraban 160 cocineros, con sus respectivos ayudantes de cocina, maitres, camareros de sala, de restaurantes temáticos, recoge mesas y los de las múltiples barras de cócteles. El transporte de comida a lo largo y alto del barco es continuo, de este modo el mantenimiento a temperatura controlada cobrá una especial relevancia. La disponibilidad de cubiertos y vajilla para el pasaje no puede titubear, por ello se hace necesario una limpieza rápida de todo ello, lo cual puede convertirse en un posible foco de intoxicación, pero no, nada más lejos, las bandejas llegadas directamente de la zona de office estaba claro que habían sufrido temperaturas de inactivación bacteriana;  el control de los baños calientes y fríos era constante en el restaurante de buffet. Todo era idílico, o casi todo.

He comentado el número altísimo de pasajeros, de los cuales apostaría por muy pocos los que sabían de la existencia de la citada certificación. Ello quizá explique la poca higiene de muchos de ellos a la hora de servirse la comida, sin emplear los utensilios indicados, colocando platos o bandejas sucias sobre la comida, o incluso probando directamente las patatas, panes, fruta, etc. Y es en ese momento cuando conforme pasan los días a bordo comienzan a aparecer carteles en varios idiomas del estilo “use los utensilios preparados para el servicio”, o “evite traer su bandeja sucia a la zona de buffet”, o “lávese las manos antes de entrar en el restaurante”.

Y es aquí donde me da pena el poco valor que, por parte del pasaje, se da a la seguridad alimentaria, precisamente en un lugar en el que el contagio es muy rápido. Se hace necesaria una disciplina exigente tanto dentro como fuera, pero es lamentable que todo un equipo trabaje duro por cumplir con unos estándares, y sea el último eslabón de la cadena el que falle de manera tan grave, precisamente el mismo que a su vez exige unos mínimos de calidad y servicio “porque lo han pagado”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s