Porque no me gusta que me mientan.

Sé que llevo unos días de silencio, os pido disculpas y tenía este post en mente para hace unos días… más vale tarde que nunca…

Os lanzo una pregunta: ¿qué criterios seguís para escoger una formación?

Cuando SEGAL comenzó su andadura, teníamos dudas en muchísimos aspectos, se hizo duro eso de comenzar la aventura empresarial con pocos más recursos que nuestra cabeza y los conocimientos metidos en ella. Pero teníamos algo muy claro, lejos del típico “Misión, Visión, Valor”, o algo así, queríamos ser sinceros con nuestros clientes y con nosotros mismos, y sobre todo realizar nuestra función dentro de la sociedad. Por eso decidimos que este mundo tan desconocido como es el de la Seguridad Alimentaria, tan relacionado con veterinarios únicamente, y tan amplio, debía ser accesible para todo el que se interesara por él. Queríamos acercarnos a profesionales y ciudadanos, lejos de buscar el objetivo lucrativo con cada paso que dábamos, y sin desprestigiar a otras empresas, eso se tradujo en noticias casi diarias, al menos semanales, presencia en redes sociales, publicación de artícuos propios que después derivó en este querido blog: “El Rincón de SEGAL”.

Todo ello desde nuestro más absoluto convencimiento de que debemos formar e informar en todo lo referente a seguridad alimentaria. Así que tras autoasignarnos esta tarea, me veo en el deber de desmentir y aclarar varios puntos relacionados con la formación de manipuladores de alimentos.

Hace unos días tuvimos jornada de formación para manipuladores. Todos nuestros alumnos han sido particulares, me refiero que no proceden de empresas alimentarias; y que al igual que otras convocatorias, vienen con la ilusión o intención de conseguir un futuro puesto de trabajo. Esto último se convierte en la excusa perfecta para muchas empresas y organizaciones para aprovecharse de las necesidades y esperanzas de la gente.

Está claro que toda persona que por su actividad laboral está en contacto directo con alimentos, requiere una formación específica al respecto.

¿Quién imparte esa formación?

Hasta febrero de 2010, entidades o empresas de formación que previamente han sido autorizadas por la administración competente, (traducido en este país con autonomías, cada delegación de sanidad a la que se le han transferido estas competencias).

Estaba perfectamente establecida la metodología, número de horas, la frecuencia de renovación y el temario básico. Así a cada empresa formadora autorizada se le concedía un número de registro.

Como digo, en febrero de 2010 queda derogado el R.D. en el que se establecían estos parámetros, y entra en vigor otro R.D. que permite el libre acceso a estos servicios.

Las distintas administraciones han hecho públicos diferentes comunicados en los que aclaran y explican la nueva situación que afecta a empresas alimentarias, trabajadores y entidades de formación. Y dejan muy claro que quedan INVALIDADOS los números de registro concedidos hasta entonces. (AESAN, Gobierno de Aragón, Junta de Andalucía, por poner algunos).

El problema comienza cuando te encuentras con que las empresas de formación emplean el vocabulario no correcto, y juegan con las inferencias y los precios. Publican en webs, foros de debate y anuncios en general “estamos homologados por la consejería de salud”, o “autorizados por el Gobierno de España” seguido de un logo con escudo incluido, señores, eso es FALSO, y no es ético. Pero además cuando te encuentras que incluso Cámaras de Comercio exponen “homologado por el Gobierno de Navarra” (Uy! se me ha escapado), pues ya te indignas, estado de moda por cierto.

No digo que sus temarios o metodologías sean incorrectas, pero saben que si un ciudadano decide formarse en este tema acudirá al que supuestamente está homologado o autorizado, y a mi parecer eso es decir verdades a medias, sistema que no me gusta, ya que para el caso es mentir… y no me gusta que me mientan.

En la calle, todavía está arraigada la nomenclatura de “carnet de manipulador”, aquello pasó a mejor vida en el año 2000, pasando a ser “certificado”, y actualmente es válido cualquier formato que lo demuestre, que en la práctica sigue siendo el certificado.

Así pues, y en la libertad con la que me siento para dar consejos, revisad muy bien donde y con quien os formais, que os den garantías de un aprendizaje real, y no sólo de la entrega de un papel, previo pago.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s