Hablemos de alergias. Parte 2.

Espero que no se os haya hecho larga la espera de este post prometido.

Como os avanzaba estoy abordando un tema muy cotidiano, como es el de las alergias e intolerancias alimentarias.

Ya conocemos en qué consiste cada una, sus diferencias, sus síntomas, y los alimentos que más frecuentemente, o al menos están catalogados legalmente, causan estas afecciones. Podéis revisar esto aquí.

Es muy probable que casi todos los que estáis leyendo esto, sufráis o conozcáis a alguien que sufre alguna alergia o intolerancia alimentaria. Sabréis, por tanto, la dificultad a la hora de hacer la compra, o de salir a tomar algo por ahí, o de dejar al niño a comer en el colegio, o comer el menú del avión o el tren, y muchas otras acciones cotidianas y sencillas para nosotros, no tanto para ellos.

Es aquí donde se acaba de legislar una parte importante, la INFORMACIÓN FACILITADA AL CONSUMIDOR, y hay cambios.

1. En el supermercado.

Se obliga a que en las etiquetas de TODO producto envasado, las sustancias que causan alergia o intolerancia alimentaria, deben aparecer en la lista de ingredientes destacados tipográficamente. (Negrita, cursiva, color o subrayado). Si no hay lista, deberá aparecer un texto a parte: “Contiene: …”

Nuevo etiquetado, con alérgenos en negrita.
Nuevo etiquetado, con alérgenos en negrita.

2. En el restaurante.

El consumidor deberá conocer si un alimento contiene algún alérgeno o sustancia que causa intolerancia alimentaria, antes de su adquisición. Varias opciones son:

– Por escrito, en la carta.

– Por vía oral. Se indica mediante cartelería informativa que si desean obtener información en este sentido, pregunten al personal. (Lo importante en esta opción es que el personal realmente conozca y sepa informar sobre ello. Formación)

Cartel consumidor. Logo

Etiqueta033. En el comercio minorista.

Aquí se encuentran panaderías, pastelerías, carnicerías que realizan productos cárnicos, tiendas de platos preparados, etc.

Es una mezcla de los dos anteriores casos. Por un lado pueden  informar mediante carteles dispuestos en sus vitrinas de exposición, o usar el cartel que os explicado anteriormente para el caso de los restaurantes. Por supuesto, la información que se ofrezca al consumidor debe ser real y sin equívocos.

Etiqueta02

4. En la venta a distancia.

En el momento que vamos a adquirir un alimento vía on-line, es obligatorio que aparezca exactamente la misma información que se indica en su etiquetado (salvo la fecha de caducidad).

Estos cambios son importantes y, como yo digo, de los que se ven en la calle. Afectan directamente a la salud de muchas personas, y como habéis visto a muchos eslabones de la cadena alimentaria, por ello creo que es crucial la concienciación.

Desde SEGAL sabéis que podemos ayudaros a desarrollar vuestros Planes de Control de alérgenos.

Como siempre, comentarios y sugerencias son bienvenidos. Y si crees que a alguien le puede interesar, compártelo.

 

Anuncios

One thought on “Hablemos de alergias. Parte 2.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s